martes, 28 de julio de 2009

LA CAPTURA DE PEDOS, UNA EFICAZ HERRAMIENTA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

(Vacapress) Aunque no se suele hablar de ello, el metano es uno de los más perniciosos gases de efecto invernadero, mucho más que el tan manido anhídrido carbónico. Las vacas, en su aparentemente inocente labor de pastar todo lo que se encuentran, hacen que la temperatura de la Tierra aumente mucho más que los coches. Y no solo las vacas. También nuestros pedos desgastan la atmósfera, hasta el punto de que algunos gobiernos se están planteando el prohibir los cocidos y demás platos semejantes.

Pero un invento reciente puede solucionar este problema. El profesor Fartless Cagarruten presentó el otro día, un sistema consistente en un tubito que se acopla por una parte al recto y por otra al subsuelo, y que sirve para que las flatulencias sean absorbidas por las rocas y por las calderas de magma.

El entusiasmo del Ministerio de Medio Ambiente y de las organizaciones ecologistas no es compartido por todo el mundo. Pedrusquete Roca, presidente del Colegio Oficial de Geólogos, plantea que a ver quién es el guapo que se pone a estudiar rocas si estas huelen a pedo, y propone otras soluciones de momento inviables, como que sean utilizados para propulsar las “motocacas” que diariamente limpian nuestras ciudades de boñigas de perro.

Pese a los argumentos de estos indocumentados, Vacapress está eufórica por este invento, fundamentalmente porque hará que las calles huelan mejor. Que hay algunos sitios por los que no hay quien se pasee, leñe.

3 comentarios:

noveldaytantos dijo...

El problema de esto es que van a empezar a salir a la superficie topos y otros bichos del subsuelo y esto va a parecer Jurassic Park.

Kermit dijo...

Mientras no salgan balrogs, no problemo.

Un paseante dijo...

Está bien el invento del profesor Fartless: más yacimientos de gas natural. Porque natural es.